Problemas de conducta

Probablemente en algún momento de tu vida has notado que un niño, ya sea familiar cercano o no, actúa de manera agresiva, desafiante, discute por todo y se enoja con facilidad. Pues bien, dependiendo de la edad, es posible que se diagnostique un trastorno de conducta. Los problemas de conducta se diagnostican cuando el individuo muestra un comportamiento de agresión hacia otras personas y que persisten en el tiempo y se agravan con el mismo. Sin embargo, estos trastornos de conducta no sólo son frecuentes en niños, sino en adolescentes y adultos.

Si te sientes identificado con estos problemas de conducta, sigue leyendo y conoce los diferentes tipos de trastornos de conducta, causas, tratamientos y cuándo acudir por ayuda.

¿Qué son los problemas de conducta?

Cuando hablamos de problemas de conducta, nos referimos a formas inadecuadas de comportarse que persisten en el tiempo. Estos problemas pueden estar presentes en personas de cualquier edad y generan conflictos en la manera en la que se relacionan con el entorno causando mayor impacto en sus relaciones personales, familiares, laborales, sociales y académicas.

Los factores genéticos, ambientales y sociales son algunos elementos que pueden influir en el comportamiento de las personas. En el siguiente apartado, te explicamos sus causas.

Causas de los trastornos de conducta

Las causas de trastorno de conducta están asociados a:

    • Influencias familiares: este factor influye desde la niñez. Lo que los niños observan de los adultos influye en su comportamiento y sus relaciones interpersonales.
    • Relaciones interpersonales: sucede tanto en niños como en adultos. Si existe un rechazo y conductas agresivas por sus iguales, es común que el individuo reaccione a la agresividad con más agresividad como mecanismo de defensa.
    • Influencias biológicas: un daño neurológico importante puede generar un comportamiento disocial en el individuo. También niveles de activación crónicamente bajos y el déficit de las funciones verbales y mecánicas.

Tipos de problemas de conducta

Usualmente la información que se encuentra acerca de los problemas de conducta está orientado a los niños y adolescentes. Sin embargo, la experiencia en consultas psicológicas demuestra que estos trastornos también están presentes en adultos.

Los trastornos de conducta generalmente se dividen en dos grupos: los trastornos del comportamiento infantil y los trastornos del comportamiento en adultos y adolescentes.

En el caso de los trastornos del comportamiento infantil incluyen la disrupción de desarrollo, el trastorno de ansiedad de separación, el trastorno de comportamiento desafiante desorganizado, el trastorno de trastorno negativista desafiante, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y el trastorno de estrés postraumático infantil.

Por otro lado, los trastornos del comportamiento adolescente y en adultos incluyen el trastorno de conducta oposicional desafiante, el trastorno de ansiedad, el trastorno depresivo, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y el trastorno de uso de sustancias.Repasemos punto por punto, los problemas de conducta más comunes:

La disrupción del desarrollo

Es un trastorno de comportamiento comúnmente presente en niños y adolescentes que se caracteriza por una persistencia anormal de comportamientos inapropiados. Las personas con trastornos del desarrollo pueden tener dificultades para controlar sus emociones, tener problemas para interactuar con los demás y no responder a las normas sociales.

El trastorno de ansiedad de separación

 

Es un trastorno de comportamiento infantil caracterizado por el miedo intenso o ansiedad al separarse de los padres o de aquellas personas con quienes el niño está emocionalmente cercano.

El trastorno negativista desafiante

Es un trastorno de conducta infantil caracterizado por actitudes desafiantes hacia los adultos, como la desobediencia y la resistencia a seguir las reglas. Los niños con este trastorno también son propensos a mostrar emociones negativas como la ira, el enojo, el resentimiento y la frustración. Generalmente este problema de conducta suele desarrollarse en niños antes de cumplir los 8 años y nunca después de los 12 años.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

Es un trastorno de comportamiento caracterizado por la incapacidad para prestar atención. Suele desarrollarse en la niñez y persiste hasta la edad adulta. Los adultos y niños que lo padecen también tienen síntomas de hiperactividad e impulsividad. Las personas con TDAH tienen dificultades para seguir instrucciones y prestan poca atención a los detalles.

El trastorno de estrés postraumático infantil

Es un trastorno de conducta infantil caracterizado por la presencia de síntomas psicológicos, como la ansiedad, el miedo intenso y la irritabilidad, después de una experiencia traumática. Los niños con trastorno de estrés postraumático también pueden tener dificultad para concentrarse y tener problemas para dormir.

El trastorno de conducta oposicional desafiante

Es un trastorno de comportamiento adolescente caracterizado por actitudes desafiantes hacia los adultos, como la desobediencia y la resistencia a seguir las reglas. Los adolescentes con este trastorno también pueden ser propensos a mostrar emociones negativas como la ira, el enojo y la frustración.

El trastorno de ansiedad

Es un trastorno de comportamiento común en niños, adolescentes y adultos, se caracteriza por la presencia de síntomas como taquicardia, respiración agitada, sensación de cansancio y extrema sudoración. También la presencia de miedo y preocupación intensa y continúa en situaciones cotidianas. Los trastornos de ansiedad solo son un indicador subyacente cuando estos síntomas se vuelven frecuentes y excesivos hasta al punto de afectar tus tareas diarias.

Tratamiento para los trastornos de conducta

El primer paso para llevar a cabo un tratamiento para los diferentes tipos de problemas de conducta es buscar atención médica, la única forma de saber si necesitas de un tratamiento es que exista previamente un diagnóstico. Una evaluación realizada por un profesional de la salud mental es la clave para determinar el diagnóstico correcto y por consiguiente, dar con tratamiento adecuado a su condición.

Entre los métodos de tratamiento efectivos para tratar los problemas de conducta incluye programas de apoyo orientados a mejorar la gestión de las emociones y así, ayudar al individuo a restablecer el orden en su entorno.

¿Cuándo buscar ayuda?

Si conoces una persona cuyo perfil encaja en alguno de los trastornos de conducta mencionados es momento de acudir por ayuda. El tratamiento oportuno es la solución para restablecer el orden y evitar complicaciones potenciales. Contáctanos.

Psicologos Lorca 2023. Todos los derechos reservados por Publianagrama / Aviso LegalProteccion de DatosPolítica de Privacidad